La foliculitis después de la depilación láser puede aparecer si se inflaman los folículos y el pelo queda encapsulado bajo la piel. Aparece entonces un granito que de no ser tratado puede transformarse en un quiste. Hay personas que, por las características de su piel, son más propensas a sufrir foliculitis, como las personas con piel grasa. También es más común con la depilación con cera o cuchilla, aunque con la depilación láser también puede aparecer. De todos modos, se puede prevenir y te contamos cómo.

Evitar la foliculitis después de la depilación láser es posible

Si un pelo se queda enquistado, se inflama y se infecta por bacterias (staphylococcus aereus) se produce la foliculitis. Es más habitual en zonas donde la piel es más delicada, tiene más rozamiento con otras partes del cuerpo o con prendas, o presenta más sudoración. Por ejemplo, las ingles o la cara interna de los muslos son dos zonas que suelen sufrir foliculitis.

La inflamación del folículo es una de las consecuencias de la depilación, pero estos pequeños puntos rojos suelen desaparecer unas horas después o, como mucho, unos días después. Si en ese periodo hay una infección, es cuando hablamos de foliculitis por depilación. El tiempo que esta dure dependerá del tratamiento que se haga de ella.

¿Cómo puedes evitarla?

Para evitar la foliculitis, acude a una clínica especializada que te ofrezca garantías en todo el proceso de depilación láser: higiene adecuada y aplicación correcta del láser según la zona, el tipo de vello y piel. Es más importante de lo que crees en la prevención de la foliculitis y en la protección general de tu piel.

Tras la sesión de láser, la piel puede estar algo enrojecida: aplica crema rica en aloe vera y enfríala. Esto bajará considerablemente la inflamación. En 24 horas suele pasar por completo cualquier molestia causada por la depilación láser. En tu casa también debes mantener una higiene adecuada e hidratar la zona depilada con cremas naturales durante, al menos, una semana tras la sesión.

Debes saber que la depilación láser se utiliza en ciertos casos como forma de prevenir y reducir la foliculitis. Al eliminar el folículo piloso, este deja de crecer y se evita el problema del enquistamiento en un alto porcentaje. Pero, como indicamos antes, las características de la piel y del vello pueden dar lugar a foliculitis incluso con la depilación láser.

6 consejos para prevenir los granitos después del láser

  • Utiliza jabón antiséptico suave tras la depilación.
  • Hidrata la zona con lociones calmantes con aloe vera y aplica frío tras la depilación.
  • Nunca toques, rasques o manipules los granitos.
  • Evita la ropa ajustada tras la depilación.
  • Evita exponer al sol o al cloro la zona: no te bañes en piscinas, jacuzzis o bañeras de hidromasaje.
  • Utiliza habitualmente exfoliantes para tu piel, de forma que esta tenga menos impurezas.

Evitar foliculitis

¿Cómo es el tratamiento de la foliculitis?

El tratamiento de la foliculitis depende de la gravedad y la extensión de la misma. El médico debe ser quien evalúe tu caso y te diga qué tratamiento debes aplicar, así como su posología y duración. En cualquier caso, nunca debes apretar el grano que se forma. En ocasiones, el pelo logra salir solo, pero si eso no ocurre y se genera un quiste es el momento de consultar con un médico.

  • Origen bacteriano. Existen cremas o pastillas antibióticas para tratar la infección. Normalmente las cremas se dan en casos muy leves y los antibióticos orales se dan en casos más graves.
  • Origen fúngico. Si la foliculitis se produce por un hongo, solo podrás saberlo tras un análisis médico. En este caso, las cremas, los champús o los tratamientos orales son diferentes. Si, además, te pica la zona es posible que el médico te indique una crema con corticoides para bajar la inflamación y la picazón.

Otras intervenciones para tratarla son:

  • Cirugía. Esta se utiliza para drenar la pus del interior, así se elimina el dolor y se permite tratar la inflamación del folículo con mayor eficacia.
  • La depilación láser. Elimina los folículos pilosos de forma permanente.

En resumen, la foliculitis después de la depilación láser se puede prevenir con unos sencillos consejos, medidas higiénicas y cuidados específicos de la zona depilada. La depilación láser es muy segura y eficaz, e incluso en ocasiones se recomienda para tratar la foliculitis, pero si existe enquistamiento, acude al médico para que te recomiende un tratamiento personalizado y así poner fin a los pelos enquistados.