Las manchas en el escote son unas de las pigmentaciones más molestas, puesto que son bastante antiestéticas y, en muchos casos, su aparición es inevitable. La edad conlleva una serie de cambios, entre ellos el estado de la piel, que va envejeciendo. Por ese motivo, y por factores externos, pueden comenzar a aparecer cambios en la piel. Aunque no todo está perdido, pues existe tratamientos para su eliminación.

Manchas en el escote: estas son sus causas y tipos

Las temidas manchas en el escote son un problema dérmico que padecen muchas personas, pero que afecta de mayor forma a las mujeres. Esto se da porque el escote está mucho más expuesto a diario que el de los hombres. Además, este tipo de mancha es muy común ya que se asocia a factores como la edad o la exposición solar. Las manchas en la piel pueden ser motivo de preocupación, así que lo mejor que se puede hacer cuando se desconoce la causa o el tipo de mancha que ha salido es acudir a un dermatólogo. De esta manera se podrá conocer el tipo de mancha y su origen así como un tratamiento y revisión de la misma para evitar que derive en un cáncer de piel.

Causas de la aparición de estas manchas

  • La edad. Este factor es ineludible, con la edad aparecen manchas en la piel, ya que se van perdiendo propiedades como la hidratación, la elasticidad o elementos como el colágeno que mantienen la piel bien cuidada para que no aparezcan antes estas manchas.
  • El sol. La radiación UVA es uno de los factores que más repercusión tiene en la piel. Además, está muy asociado al anterior ya que con la edad aumenta la exposición de la piel al sol y esto produce la aparición de manchas en la piel. Además, el escote es una zona muy expuesta a los rayos solares, lo que provoca que reciba más radiación y que tenga mayor número de manchas posteriormente.
  • Medicamentos fotosensibles. El tipo de manchas que aparecen en el escote a causa de medicamentos fotosensibles suelen picar y escocer y se producen porque la melanina se ha activado en exceso al entrar en contacto con al luz del sol.

Tipos de manchas que pueden surgir en el escote

Los tipos de manchas que aparecen en la zona del escote pueden ser varias. Las más comunes son los lentigos solares que se producen a causa de una sobreexposición al sol del escote. Este tipo de manchas aparecen con mucha frecuencia en el escote, aunque también se pueden encontrar en otras partes como los brazos.

Por otra parte, están los lentigos seniles que tienen un color más pardo y que aparecen a causa del envejecimiento, sobre todo en pieles morenas.

Siguiendo en la línea de las radiaciones solares, se encuentra el tipo de mancha provocada por la melanosis fotosensible. Este tipo de mancha en el escote sale por el uso de un perfume o crema que reacciona con los rayos del sol.

Además, el escote no está exento de las manchas por acné, ya que se pueden formar en el escote por varias razones, desde una infección crónica por acné hasta herpes o quemaduras.

Tratamientos específicos para este tipo de manchas en el pecho

Para eliminar o reducir las manchas en el escote existen varios técnicas al alcance. Antes de mencionar el más efectivo de ellos, conviene especificar que la piel es muy sensible y, por ello, necesita de muchos cuidados. Dado que está tan expuesta a agentes patógenos y a radiaciones del sol, protegerla e hidratarla con regularidad hará que esté mucho más sana.

Si se quiere eliminar con eficacia las manchas en el escote lo mejor es la luz pulsada. Este tratamiento elimina las irregularidades en la pigmentación de la piel sin dañar la propia dermis. Esto es posible gracias a que las ondas de luz se dirigen hacia la hemoglobina o melanina y de esta manera su actuación es directa sobre la zona de la mancha y no daña el resto del tejido.

Este método es el más efectivo para la eliminación de las manchas y su proceso es sencillo. Se trata de aplicar un gel y una luz blanca sobre la mancha que penetra por el tejido de la piel y elimina el exceso de pigmentación. Además, esta técnica está especialmente indicada en la eliminación de manchas en el rostro y en zonas delicadas donde se necesite una alta precisión.

Las manchas en el escote no son agradables visualmente y, aunque no tengan por qué ser peligrosas, sí que son la muestra de un exceso de radiación solar, edad o reacción ante un producto. Por ello, antes de nada, lo mejor es acudir a un médico dermatólogo. Por suerte, para eliminar estas molestas manchas existe el método de la luz pulsada que reduce el exceso de pigmentación sin dañar el resto de la piel.