¿Qué es un melasma?

Los melasmas o manchas faciales son las coloraciones que aparecen en las zonas del rostro que se han expuesto al sol, en mujeres embarazadas o en aquellas que han estado tomando anticonceptivos orales.

¿Dónde suelen aparecer?

La zona más común en la que suelen aparecer estas manchas de color oscuro es en el rostro, aunque también y, de forma ocasional, aparecen en el cuello.

El melasma o mancha facial puede afectar a cualquier persona, independientemente del sexo siendo las mujeres con tonos de piel canela las más afectadas.

Tipos de melasmas

Existen tres tipos de melasmas: epidérmico, dérmico y mixto. El método más adecuado para su diagnóstico es mediante la Lámpara de Wood, que permite identificar el tipo de mancha que vamos a tratar, algo muy importante, ya que los melasmas dérmicos y mixtos son más difíciles de tratar, por ser más profundos. En el caso de las manchas originadas por las pastillas anticonceptivas o por el embarazo, su eliminación es más fácil, sin embargo cuando son por otras causas, es más complicada.

Los melasmas no causan ningún otro síntoma, tan sólo la decoloración de la piel, aunque para muchas mujeres pueden llegar a convertirse en un problema estético.

Combatir los melasmas

Existen diferentes tratamientos para combatir las manchas faciales: Luz Pulsada, Peeling de Vitamina C, Peeling de Fenol y la Terapia Fotobiológica o Fotoestimulación, entre otros.

Te recomendamos que acudas a tu centro Hedonai más cercano donde nuestro equipo médico examinará tus manchas y, mediante un diagnóstico de tu piel, te informará sobre cuál es el Tratamiento para la Eliminación de Manchas más adecuado a tus necesidades.