Lo mejor para combatir el acné leve es conocer su origen y formación, y para ello es mejor acudir a un especialista. Pero existen algunos remedios caseros para los granos que puede ayudarte a reducirlos y tratarlos.

8 remedios caseros para los granos

Según el tipo de espinillas que se presenten sobre la epidermis, se pueden lograr resultados, siempre que el acné sea leve. Todo estos remedios se centran en secar el grano para que cure antes, pero no lograrán evitar que aparezcan nuevos. Para ellos se debe acudir a un especialista que valore el caso y determine qué medicamentos o tratamientos se necesitarán.

1. Bicarbonato de sodio

Tan sencillo como poner en un recipiente dos cucharadas de bicarbonato y comenzar a añadir lentamente agua, mezclando bien, hasta lograr una mezcla homogénea y pastosa. Acto seguido, se aplica hasta repartir toda la mezcla. Solo se precisan unos minutos en contacto con la piel. Después se limpiará con agua.

2. Vinagre de manzana

A partes iguales, se debe mezclar el vinagre con agua. Con una bolita de algodón, debe aplicarse en cada granito. Repetir esta acción después de lavarse la zona a tratar y esperar los resultados después de varios días de tratamiento.

3. Menta

Por un lado, hay que preparar dos cucharadas de menta, bastante picada. Por otro lado, se licuarán dos cucharadas de yogur natural con avena. Mezclándolo todo, se repartirá por la cara, permaneciendo en la misma por diez minutos. Se enjuagará con agua después.

4. Miel

Tan fácil como poner miel sobre los granitos y esperar a que su propiedad antibiótica haga el resto, para lucir un rostro suave. También es aplicable a otras zonas del cuerpo.

5. Limón

Se puede aplicar directamente el zumo de un limón, con la ayuda de un algodón. Con 10 minutos será suficiente; después lavar con agua.

6. Aloe vera

Las propiedades del aloe vera son numerosas. Trata las quemaduras, combate infecciones, esconde cicatrices y consigue desaparecer los granos. Hay que aplicarlo regularmente, varias veces al día.

7. Manzanilla

Solo se requiere hervir agua y poner una bolsita de infusión de manzanilla. Con un algodón, se debe ir tratando cada espinilla, dejando secar. Repetir esta acción durante varios días.

8. Cáscara de naranja

Se necesitan las cáscaras de dos naranjas, bien machacadas y mezcladas con poca agua, llegando a conseguir una masa que se aplicará sobre la cara por 25 minutos. La vitamina C de la naranja es perfecta para regenerar la piel. Tras el tratamiento, limpiar la zona con agua.

Otros remedios también eficaces a tener en cuenta

Además de lo recomendado, hay que seguir una serie de pasos para evitar la proliferación de espinillas y puntos negros.

  • Aplicar semanalmente mascarillas indicadas precisamente para la piel grasa, ya que contribuyen a minimizar la aparición de los granos.
  • Es esencial no tocarlos, para evitar así dejar cualquier marca sobre la piel y lavarse la cara con abundante agua.
  • La grasa tampoco es amiga de los granitos, por eso, es mejor reducirla y optar por una comida saludable a base de verduras y frutas. Aunque existen estudios como el de la Journal of the American Academy of Dermatology que indican que la comida no está directamente relacionada con la aparición del acné.
  • El uso de cremas hidratantes oil-free se recomienda para pieles grasas. Si no, se puede sustituir por un gel a base de aloe vera, que logra una gran suavidad sobre la piel.

Aunque las recomendaciones expuestas son perfectas para combatir un acné leve, en el caso de padecer uno severo es conveniente acudir a un centro estético. Y si lo que te preocupan son las marcas y manchas de acné, es posible mediante innovadoras técnicas como la microdermoabrasión, la oxigenación o el peeling facial.