Las manchas de acné son una de las principales preocupaciones de los adolescentes y los jóvenes. Te contamos cuánto tiempo tardan en desaparecer y cómo diferenciarlas de las cicatrices.

¿Manchas de acné? o ¿cicatrices?

Las manchas de acné, conocidas de forma técnica como marcas de hiperpigmentación post-inflamatoria, suelen tener un color oscuro. Surgen tras la desaparición de un grano de volumen considerable y se deben a la excesiva acumulación de melanina en la epidermis. Esto hace que desaparezcan por sí solas con el paso del tiempo.

Cuanto más oscura sea la mancha, más tardará en desaparecer. Por lo general, son causadas por una lesión cística provocada por un tipo de acné inflamatorio. El organismo humano trata este problema del mismo modo que las infecciones, por lo que manda señales inmunológicas a la zona. Esto retrasa el tiempo de desaparición de la marca.

Por su parte, las cicatrices aparecen como consecuencia de un daño en las capas más profundas de la piel. De hecho, tienen la peculiaridad de presentar hendiduras en la dermis, lo que permite reconocerlas a simple vista.

Estas cicatrices, habitualmente, son consecuencia de exprimir los granos del acné. Al hacerlo, se rompen las estructuras de elastina y colágeno de la piel y se deja una marca permanente. Para poder eliminarla es necesario seguir un tratamiento especial recetado por un dermatólogo.

¿Cuánto tardan en desaparecer?

Las marcas de acné

Éste es un proceso biológico bastante complejo, ya que el tiempo que habrá que esperar para la desaparición de las manchas dependerá de cada individuo. Además, otros factores importantes son la intensidad del acné, la edad del sujeto y la exposición a los rayos del sol. En un adolescente, una mancha oscura de acné puede tardar en desaparecer entre 30 y 45 días. Esto se debe a que su piel es capaz de regenerarse a una gran velocidad. En cambio, una persona mayor de 25 años puede necesitar más de tres meses.

Hay que tener en cuenta que, cuando el acné aparece en adolescentes, a los 25 años está completamente curado en el 93 % de los casos. En cambio, cuando aparece en edades posteriores o se mantiene a partir de ese momento, puede durar hasta los 45 años fácilmente.

Y las cicatrices

Las cicatrices son más complicadas para hacerlas desaparecer y requieren otro tipo de tratamientos.  Así que lo mejor es no tocarse los granos para que así no dejen esas marcas incómodas.

6 consejos para prevenir las manchas de acné y cicatrices

En cuanto aparece el primer brote de acné hay que ponerse rápidamente a tomar medidas para dirimir éste.

  1. Ponerse en manos de un especialista. Bien sea un dermatólogo o un médico estético. Este procederá a efectuar un diagnóstico personalizado y comenzará a aplicar el tratamiento correcto en la primera fase del acné.
  2. Por su parte, jamás hay que apretar los granos, ya que esto puede hacer que el pus y las bacterias penetren más en la piel y generen mayores daños en las fibras de colágeno de la piel. También es necesario lavar la cara al menos dos veces al día con productos específicos para el tipo de piel que se posee (seca, grasa o mixta).
  3. No es recomendable exponerse en exceso al sol, ya que los rayos ultravioleta oscurecen aún más las manchas y cicatrices originadas por el acné. También es indispensable no fumar debido a que el tabaco dificulta la correcta oxigenación de la piel.

Aunque las espinillas y erupciones en la piel es una de las principales preocupaciones de los jóvenes debido al cambio hormonal al que están sometidos, el acné afectan también a adultos. En definitiva, la única forma de eliminar las manchas de acné es siguiendo las directrices del dermatólogo y evitando tocar los granos. La prevención también es fundamental para evitar daños a largo plazo.