El tamaño de aumento de pecho más adecuado para la paciente es una cuestión que debe ser analizada de forma exhaustiva. Los gustos personales, las estridencias y los excesos no deben ser factores determinantes para tomar la mejor decisión al respecto.

El especialista en cirugía se encarga de elegir el tamaño de la prótesis más recomendable para una persona. Hablamos de los métodos utilizados, así como de la importancia de elegir bien para que el resultado sea armónico y, sobre todo, que no afecte a la estabilidad o a la resistencia ósea de la persona intervenida.

Importancia de calcular el tamaño de aumento de pecho correcto

El cirujano comienza escuchando siempre los deseos de la paciente. Su labor consistirá en encontrar el tamaño que mejor se amolde a los gustos de la persona y a la fisonomía de la misma. Es decir, se trata de buscar un tamaño recomendado que esté en el punto medio. 

Entre los factores más importantes para elegir correctamente destacan los siguientes:

  1. El tamaño natural del pecho. A menor tamaño, la prótesis ha de ser más pequeña para guardar la simetría. Además, se estudiarán los casos de irregularidades o anomalías que pudieran existir, así como la diferencia entre ambos senos.
  2. La medición de la distancia entre las areolas, del contorno, del surco entre las mamas y de toda la zona para asegurar que el resultado va a ser proporcional y correcto.
  3. La elección de la técnica quirúrgica. Dependerá de si se apuesta por colocar la prótesis bajo el músculo o sobre el músculo, y del tipo de prótesis.
  4. La opinión del profesional. La idea preconcebida de la paciente no siempre puede convertirse en realidad. Es el experto el que tiene que encontrar la mejor opción para cada caso.

tamaño aumento pecho pruebas

Calcular el tamaño de aumento de pecho idóneo

Para calcular el tamaño del implante perfecto se pueden usar diferentes métodos destinados a encontrar la medida perfecta. Estos son algunos de los más habituales.

Sistema de pruebas externo

Este sistema se caracteriza por permitirle a la paciente que compruebe cómo le quedará la prótesis mamaria elegida. Resulta de gran ayuda, ya que tanto el cirujano como la mujer pueden llevar a cabo las correcciones que estimen oportunas para conseguir su objetivo.

Consiste en una prueba de prótesis externas con un sujetador especial para que tanto la paciente como el cirujano se hagan una idea del tamaño deseado. Al poderse modificar, es posible determinar con mayor exactitud el peso, el tamaño y el tipo de bolsillo a utilizar durante la intervención.

Método de J.B. Tebbetts

Este cirujano creó el único método científico para medir la mama natural y decidir cuál es el tamaño idóneo de los implantes mamarios. Es el más utilizado al ser tan efectivo como adecuado para lograr el mejor resultado posible. Se basa en los siguientes factores:

  • Medir la base de la mama. Si es mayor de 10,5 centímetros, la prótesis debe tener la misma anchura. Si es menor, habría que usar una prótesis más ancha. En lo que respecta al peso de la prótesis, se repartiría de la siguiente forma: 200 gramos para una base de 10,5 centímetros, 250 gramos (11), 275 gramos (11,5), 300 gramos (12-12,5), 325 gramos (13), 350 gramos (13,5), 375 gramos (14-14,5), 400 gramos (15).
  • Probar la elasticidad de la piel de la mama. Se tira del pezón y se mide la piel. Si no llega a 2 centímetros hay que quitar 30 gramos de peso a la prótesis. Si está entre 3 y 4 centímetros se pueden añadir 30 gramos. Si es superior a los 4 centímetros, se podrían añadir hasta 60 gramos.
  • Medir la distancia entre el pezón y el surco mamario. De ser superior a 9,5 centímetros hay que añadir 60 gramos a la prótesis.
  • Calcular el peso final de la prótesis teniendo en cuenta los factores anteriores.
  • Determinar dónde se va a efectuar el bolsillo para proteger la prótesis.

Sistema de tratamiento digital

Es similar al anterior, pero se caracteriza por ofrecer una imagen en tres dimensiones que puede personalizarse al máximo. La paciente podrá verse ya operada y modificar todo lo que desee de forma personalizada. Sin duda alguna, este método permite que la mujer conozca el resultado aproximado de la cirugía de forma inmediata.

tamaño aumento de pecho prueba del arroz

Prueba del arroz

Esta prueba se puede hacer en casa y ofrece una idea bastante aproximada del tamaño que debería tener la prótesis. Solo es necesario disponer de granos de arroz, una taza o una báscula, un par de medias o unas bolsas de plástico, y un sujetador deportivo. Para ello hay que seguir los siguientes pasos:

  1. El primer paso es preparar la funda donde se añadirá el arroz. Las bolsitas de plástico que se usan para congelar alimentos son muy eficientes. Si se usa la media, se aconseja cortar la zona del pie teniendo siempre en cuenta que se debe conseguir una especie de bolsa cerrada.
  2. Tras este primer paso, hay que escoger los centímetros cúbicos que se quieren usar para la prótesis. Por ejemplo, 29 gramos de arroz equivalen a una prótesis de 30 cc y 142 gramos de arroz equivalen a una prótesis de 150 cc. Es posible ir jugando con la cantidad de arroz que se introduce en la funda hasta lograr el tamaño deseado.
  3. Una vez que se tenga la funda llena con la cantidad de arroz deseada, sólo hay que introducirla en el sujetador y comprobar el resultado ante el espejo. Es importante estar durante todo el día con estos implantes caseros para comprobar si molestan, si es posible afrontar la rutina diaria o si verdaderamente tienen el tamaño deseado.

Como puedes observar, esta prueba no tiene fundamento científico alguno, pero sí es muy efectiva, ya que permite que la mujer sepa con mayor exactitud cuál será el resultado de la intervención de aumento de pecho a la que se someterá.

En definitiva, antes de someterse a una cirugía de este tipo, es muy importante escoger el tipo de implante mamario y el tamaño de la prótesis que más se adecue al paciente. Y el tamaño de las prótesis de aumento de senos es, por lo tanto, la suma de una serie de factores entre los que destacan la opinión de la paciente y la del cirujano plástico.