Los aceites esenciales para la piel tienen una alta concentración de componentes naturales, vitaminas y antioxidantes. Son los aliados perfectos tanto para complementar con tus cremas como para utilizarlos en sustitución de estas.

Equilibran la piel, la hidratan, la regeneran y aportan luminosidad a cutis apagados y sin brillo natural. Existen muchos tipos de aceites esenciales para diferentes usos, nosotros nos vamos a centrar en los aceites que son fundamentales para la piel por sus propiedades y gran concentración de componentes.

Aceites esenciales para la piel, los 5 que necesitas

Los aceites esenciales, no solo tienen numerosas propiedades para la piel, sino que también podemos utilizarlos en el cuerpo y el cabello. Entre los beneficios que podemos obtener tras su aplicación podemos destacar la hidratación profunda de la piel que acaba por completo con los problemas de sequedad. Además, regenera la epidermis y da un aporte extra de luminosidad. Estos son los 5 aceites esenciales que no pueden faltar en tu rutina de belleza.

Aceite del árbol de té, perfecto para eliminar infecciones

Este aceite es uno de los más completos y al que más uso le podrás dar. Es conocido por ser un gran antiséptico y por su poder desinfectante. Se utiliza sobre todo para tratar y eliminar infecciones de la piel como el acné por su poder secante y calmante.

Además de en la cara, podrás utilizarlo por ejemplo en los pies. Añadiendo unas gotas de aceite del árbol de té en el agua podrás tratar problemas de hongos, calmar los pies y, además tiene propiedades bactericidas y fungicidas.

Si tienes niños en casa, es un gran aliado en la prevención de los piojos simplemente añadiendo unas gotitas en su champú.

Uno de los aceites más completos que te sorprenderá por su cantidad de usos.

Aceite Rosa de mosqueta, para prevenir estrías

Uno de los productos esenciales a la hora de prevenir las estrías y tratar las estrías moradas. El aceite de rosa mosqueta tiene en su composición un gran contenido en ácidos grasos esenciales que contribuirán a la regeneración de los tejidos y la nutrición profunda de la epidermis.

Aceite de argán, nutre tus uñas

Este aceite se puede aplicar en el pelo, la piel y las uñas. Aplicar unas gotas en el pelo y masajear de medios a puntas consigue aportar brillo y sellar la cutícula. Si se deja unos 15 minutos de exposición tiene efecto reparador y nutritivo.

En la piel del rostro, además de nutrición intensa, tiene un efecto iluminador, antiarrugas y calmante. La piel de tu cutis lucirá resplandeciente y radiante.

También podemos utilizarlos en las uñas para hidratar y nutrir la zona de la cutícula y aportar fuerza y elasticidad a la base de la uña, sobre todo en personas con uñas frágiles y quebradizas.

Aceite de almendras, hidratación intensa

Las propiedades de este aceite vienen dadas por los beneficiosos componentes de la almendra dulce: antioxidantes, nutrientes, vitaminas…

Su aplicación es muy beneficiosa para la piel porque mantiene la humectación y la hidrata intensamente. Tiene poder antiinflamatorio y su gran cantidad de vitaminas es perfecto para prevenir las arrugas.

Aceite de coco, poder reafirmante

El aceite de coco se puede aplicar en el pelo a modo de sérum reparador o como mascarilla hidratante. En la piel del rostro actúa con gran poder nutritivo y reafirmante.

¿Cómo se aplican los aceites esenciales?

Los aceites esenciales se pueden utilizar con diferentes fines en nuestro cuerpo. De cualquier forma, los beneficios son los mismos, elegir una u otra dependerá de la intensidad que quieras conseguir en el resultado con cada una. Entre ellas cabe destacar las siguientes:

  • En el rostro: puedes masajear directamente la zona con unas gotas de producto para un tratamiento más intensivo. A diario, puedes añadir una o dos gotas en tu hidratante habitual para potenciar sus efectos.
  • En el cuerpo: se masajea con el producto directamente sobre la piel. Si aplicamos calor, aumentarás el efecto de sus propiedades.
  • En el pelo: al igual que en los casos anteriores, se puede añadir unas gotas en tu mascarilla o champú habituales o utilizarlos a modo de sérum.
  • Efecto relajante: si añades unas gotas de aceite esencial en la bañera disfrutarás de un baño relajante con todas las propiedades de tu aceite favorito.
  • Otros usos: el aroma de los aceites esenciales, además de relajante, es muy agradable para ambientar alguna estancia de nuestro hogar.

¿Cuál es el mejor momento del día para utilizarlos?

En el caso de que quieras utilizar los aceites esenciales para relajarte y disfrutar de su olor y la sensación de bienestar que producen, lo recomendable es utilizarlos a última hora de la tarde o antes de ir a dormir.

Si utilizas un aceite con propiedades revitalizantes para la piel, lo indicado es utilizarlo por la mañana y acostumbrarte a incluirlo en tu rutina de belleza diaria, por ejemplo: cuando aplicas la crema hidratante y la crema corporal.

Por todo lo comentado, podemos decir que los aceites esenciales para la piel son perfectos para el cuidado de tu piel, pelo y uñas. Es un producto al que puedes dar diferentes usos, todos ellos beneficiosos.