Seguramente te interese saber cómo se aplica el ácido hialurónicoa partir de que edad se recomienda. Por lo general, esta sustancia natural, que encontramos en nuestro cuerpo y se encarga de darnos la elasticidad que necesitamos para vernos más jóvenes, la usan hombres y mujeres por igual. Al principio, el género femenino era quien más lo solicitaba, hasta que, en la actualidad, se ha extendido también al masculino. Con respecto a las edades, aunque tienden a solicitarlo mayormente personas que han superado los 35 años, también hay personas más jóvenes que lo incluyen en sus exigencias estéticas.

¿A partir de qué edad se recomienda ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una sustancia que fabrica nuestro organismo. Estudios científicos sitúan los 26 años como la barrera en que comienza a disminuir en nuestro cuerpo de manera progresiva.

Son muchas las personas que piden este tratamiento llegando a los 30 años. Una de las zonas que más quieren remarcar son los labios, generalmente en aquellos pacientes que sienten que tienen una boca fina y quieren aportarle un toque sensual.

Entre los 35 y 40 años, con la aparición de las primeras arrugas en el rostro, se comienza a solicitar en el área de la frente. Algunas personas, propensas a las ojeras, también buscan su aplicación para reducir esa apariencia del contorno de los ojos.

Ten en cuenta que el ácido hialurónico se utiliza para eliminar las líneas de expresión, los signos de envejecimiento, las arrugas finas, además de ser estupendo para darle volumen a los labios. Sus efectos son casi inmediatos, otorgando una textura tersa en la piel, además de hidratada.

A partir de los 40 años se extiende su uso entre los pacientes, ya que los efectos que este produce suele tener una duración máxima de 12 meses. Se convierte así en la mejor fórmula para mantener una piel tersa y joven, sin que te importe el paso de la edad.

Después del tratamiento de ácido hialurónico

Cuando vas a visitar a tu especialista, lo primero que te va a realizar es un estudio para determinar las áreas a tratar con ácido hialurónico. El tratamiento es muy rápido e indoloro. Algunas personas pueden requerir de una crema anestésica antes de su aplicación, si el especialista en estética considera que el paciente tiene una piel sensible.

Para que después del tratamiento no haya problemas con la salida de hematomas, se recomendará que, al menos, tres días previos al mismo, el paciente no haya consumido ácido acetilsalicílico. Aun así, es normal que durante las primeras horas se presente una ligera inflamación en las áreas tratadas. Para bajar esta hinchazón puedes aplicarte hielo, lo cual es muy efectivo.

Hay que evitar a toda costa la luz solar durante las siguientes 24 horas. Por eso, si puedes pedir un día de descanso, en caso de que estés trabajando, o aprovechar tus vacaciones para que te apliquen el ácido hialurónico, mucho mejor. Ten en cuenta que el reposo es lo más conveniente, así que, nada de ejercicio intenso.

En caso de haberte aplicado el ácido hialurónico en los labios, no debes hacer gestos bruscos durante el primer día. Evita sonreír en exceso, hasta que se haya asentado definitivamente la sustancia.

No se aconseja la toma de ácido acetilsalicílico después del tratamiento, así como no someterse a otros tipos de tratamientos que incluyan láser o la aplicación excesiva de calor. De la misma forma, cuando te bañes, se recomienda que uses agua templada. La toma de alcohol también está contraindicada, hasta dos días después.

En definitiva, el ácido hialurónico puede empezar a utilizarse a partir de los 26 años. No existe distinción de género a la hora de solicitar este tratamiento. La recuperación es sencilla; solo debes seguir unas pocas recomendaciones.