¿Sabes cómo cuidar la piel seca para que no se estropee antes de tiempo? Este tipo de dermis no tiene poros abiertos ni granitos, pero el proceso de envejecimiento epidérmico de adelanta, dando lugar a arrugas y manchas típicas de una edad más avanzada. Además, se pierde brillo y aumenta su aspereza, lo que hace que pierda el aspecto juvenil y necesite cuidados específicos.

¿Qué relación tiene la sequedad de la piel con la formación de arrugas?

La sequedad de la piel tiene diferentes causas, pero la más común el cambio de clima. Tanto el frío extremo como la exposición prolongada al calor perjudican la producción de colágeno epidérmico, dando como resultado una apariencia descuidada, con un rostro seco y deshidratado que favorece la aparición prematura de pequeñas arrugas.

La excesiva sequedad que provoca la temperatura extrema también tiene como consecuencia la pérdida de grasa en el rostro. Esto es consecuencia del mal funcionamiento de las glándulas sebáceas, necesarias para una adecuada hidratación de la piel, ya que son las encargadas de lubricarla.

Del mismo modo, problemas hormonales, como los producidos por el hipotiroidismo o el uso excesivo de geles y jabones, pueden provocar la proliferación de arrugas, derivadas de la piel seca. Otra causa de esta es una alimentación pobre en vitaminas y minerales.

Características de la piel seca

Conociendo las causas de una epidermis seca, es muy sencillo distinguirla, teniendo en cuenta estas características:

  • Se muestra opaca, sin luz.
  • Es más tirante.
  • Las líneas del rostro aparecen más marcadas.
  • Gana en sensibilidad.
  • Su textura se presenta más delgada.
  • Se enrojece con frecuencia.
  • Presenta arrugas de forma prematura.
  • Los poros son más finos.
  • Cuida la piel seca para evitar arrugas prematuras

Aunque mucha gente ve en los tratamientos caseros mayor comodidad en su aplicación, a largo plazo los resultados no son los esperados. Estos no actúan con la rapidez deseada y no evitan completamente la aparición de las temidas arrugas.

Si se prefiere optar por garantías a corto plazo, lo más indicado es acudir a una clínica estética, donde el especialista estudie cada caso de manera individualizada. Así podrá recomendar un tratamiento adecuado para hidratar la piel del paciente, garantizando un resultado perfecto.

Los métodos más utilizados para este fin son:

La mesoterapia

Este tratamiento, muy empleado en la zona del rostro, permite revitalizar la piel al aplicar directamente ácido hialurónico junto a un cóctel de vitaminas y minerales. Esto consigue que se active la producción de colágeno, tan necesario para mantener la epidermis hidratada. Además, favorece la creación de elastina, dando una apariencia rejuvenecedora, aportando brillo y suavidad.

Este es un tratamiento indoloro, que permite al paciente hacer su vida normal, una vez que se ha sometido al mismo. Para aquellos que presentan hipersensibilidad en la piel, el especialista puede decidir aplicar lidocaína.

Los factores de crecimiento plaquetario

Este tratamiento está indicado para pieles maduras, aunque también se utiliza en casos de acné en los más jóvenes. Es un rejuvenecedor que se aplica mediante microinyecciones. La sangre del paciente se centrifuga, obteniendo su plasma plaquetario. Al introducir esto en la piel, junto a antioxidantes y vitaminas, entre otras sustancias beneficiosas para la epidermis, se consigue una regeneración celular, devolviendo la hidratación y ese aspecto saludable de una piel joven.

El tratamiento biofacial de 24 horas

Este tratamiento de estimulación dérmica está basado en una serie de masajes faciales, mediante diferentes sustancias que logran un efecto inmediato en el paciente.

Sin necesidad de anestesia, su aplicación es muy sencilla y tan solo se requieren unos pocos minutos, entre diez y quince aproximadamente. El número de sesiones la indicará el especialista, en función de cada caso. Estas pueden ser de dos a cinco, consiguiéndose una hidratación inmediata de la epidermis, el ensanchamiento del tejido subcutáneo y de la dermis, además de estimular la creación de colágeno y elastina.

Eternal Skeyndor

Para la realización de este tratamiento se requiere de una sola sesión que puede durar alrededor de una hora. Se lleva a cabo en varias fases, iniciando con una exfoliación para, seguidamente, aplicar nano-polisomas, siguiendo con lisajes tras haber tratado la zona con una solución criogénica.

Se finaliza el tratamiento mediante una mascarilla y maniobras de drenaje, volviendo a aplicar nano-polisomas, compuestos por células madre.

Los efectos del Eternal Skeyndor se basan en retrasar el envejecimiento cutáneo y en la protección epidérmica de los efectos medioambientales.

La piel seca es un problema cada vez más común. Para lograr un rápido beneficio es preferible invertir en tratamientos especializados dentro de un centro estético, antes que recurrir a tratamientos caseros, ya que no dan resultados y pueden ser perjudiciales para la salud dando lugar a irritaciones y alergias.