¿Cuáles son los resultados de la depilación láser? ¿Y las ventajas? ¿Cuantas sesiones de láser son necesarias para eliminar el vello? ¿Y si tengo el pelo rebelde? ¿Cuál es el mejor momento? ¿Desaparecerá mi pelo definitivamente? Si alguna vez te has hecho alguna de estas preguntas, lee lo que te traemos porque aquí están todas tus respuestas.

Con la llegada del verano a casi todo el mundo le gusta verse bien, pero hay veces que no nos acabamos de decidir y por eso traemos la guía para terminar con las dudas que te rondan. Si eres una persona indecisa, presta atención porque el mejor momento es ahora, ¡sí en otoño!, así que, ¡anímate!

¿Cuáles son las zonas que menos sesiones láser necesitan?

Las zonas más demandadas difieren entre hombres y mujeres. Ellas prefieren deshacerse del vello en ingles, axilas y piernas; mientras que ellos normalmente eligen espalda, hombros y tórax. Pero dejando de lado las preferencias individuales, las zonas que menos sesiones necesitan para ser efectivas son las más pequeñas, como las axilas o ingles, ya que además de su pequeño tamaño en comparación con otras partes del cuerpo, no se exponen al sol.

En hombres, por ejemplo, zonas como barba, espalda y tórax, también tienen resultados muy satisfactorios aunque el número de sesiones ha de ser mayor. Realmente cualquier zona del cuerpo puede ser depilada con láser excepto la parte interna de la ceja, en la que por precaución no se realiza por cercanía al globo ocular.

Hay que tener en cuenta otros factores que marcan la diferencia tanto en la eficacia total como en el número de sesiones necesarias. Entre las causas que pueden influir en la duración o número de sesiones están la densidad de melanina que tenga el folículo piloso (cuanta mayor sea su concentración en el pelo, mayor eficacia del láser); densidad de melanina en la piel ( cuanto más morena sea nuestra tez, existen mayores riesgos de efectos secundarios); grosor del pelo (a mayor grosor, mayor absorción y por tanto mejor se realizará la depilación) y otros a tener en cuenta como la profundidad del folículo piloso, la fase de crecimiento, la densidad folicular, edad, sexo o la topografía (zona a tratar)

Todo depende de la edad, del tipo de piel y la cantidad de vello

Este tipo de depilación se cuenta como si fuera un método revolucionario pero ¿son sus resultados son verdaderamente sorprendentes? En los últimos estudios realizados se ha confirmado que el éxito de la depilación láser ronda el 95 % de pacientes satisfechos. Además, se ha visto una aclaración del vello mayor al 90 % en todos los casos en los que se optado por este método.

El perfil idóneo para la eliminación del vello son aquellas personas que lo tienen oscuro y grueso unido a una piel clara. En este caso es preferible porque se pueden usar fluencias altas y dar pulsos cortos, lo que aumenta la eficacia; aunque en manos de profesionales, cualquier piel es adecuada para realizarse la depilación láser.

Otro factor a tener en cuenta es la edad del paciente, ya que a mayor edad, menor número de sesiones serán las necesarias.

¿Cuándo empezaré a notar los resultados?:

Prácticamente la totalidad de las personas que se la hacen empiezan a notar resultados desde la primera sesión. Conforme se van haciendo sesiones va saliendo cada vez menos pelo y tarda más en aparecer; por esta razón se espacian en el tiempo, para ir acordes a la fase de crecimiento capilar.

Entonces ¿Cuántas sesiones de láser son necesarias para eliminar el vello?

Como hemos visto, la eliminación del vello mediante láser depende de muchos factores, por lo que sólo podemos dar una cifra aproximada. Cada caso es individual, pero un paciente medio suele requerir entre 6 y 8 sesiones. Existen zonas que se logra una aclaración del 85 % en tres o cuatro sesiones espaciadas, sin embargo hay otras que precisan un número mayor.

Este número varía, pero al menos anualmente el paciente debería hacerse una depilación residual después de haber completado el número recomendado por el profesional de la clínica a la que haya acudido.

En definitiva, es un proceso rentable a nivel de resultados pero hay que tomarlo con calma, pues se debe espaciar en el tiempo para que sea saludable y eficaz.