Las estrías son esas líneas, blanquecinas brillantes o rojas que aparecen por lo general en muslos, caderas, pechos y brazos. ¿Y por qué salen las estrías? estas pequeñas cicatrices de la dermis se agrupan formando líneas paralelas en lugares del cuerpo que han sufrido un rápido crecimiento. Esto provoca, a su vez, la consecuente sobreextensión de la piel.

¿Cómo aparecen las estrías?

Las estrías son, en consecuencia, cicatrices que resultan de la ruptura y pérdida parcial de las fibras elásticas y de colágeno presentes en la piel. Por ello cualquier cambio brusco de las dimensiones del cuerpo es causa potencial de la aparición de estrías, que serán más visibles al recuperarse el tamaño inicial.

Su distribución depende enteramente de la dirección en la que la piel soporta el aumento de tensión. Siguen siempre formas rectilíneas, curvilíneas, sinuosas o en zigzag pudiendo llegar hasta los 5 cm de largo por 1 cm de ancho.

Por supuesto, las estrías no se instauran en nuestra piel de forma repentina, si no que pasan por distintas fases bien diferenciadas.

Evolución de las estrías

  1. Fase inflamatoria: se trata aún de una estría reciente. Tienen un aspecto eritematoso, ligeramente violáceo o púrpura con consistencia blanda. La estría morada es consecuencia de que la piel estriada aún tiene irrigación sanguínea y de hecho, en muchos casos, está inflamada por la rotura fibrilar.
  2. Fase cicatrizal: saber cómo reducir las estrías blancas en esta fase es fundamental. Estas estrías tardías evolucionan hacia su aspecto definitivo si no se inicia ninguna acción preventiva. Se trata de una atrofia donde la piel pierde sus propiedades, y con ellas su funcionalidad. Desde el centro de la estría comienza a producirse una depresión, la epidermis adelgaza y la coloración pasa a ser un blanco nacarado.
    En sus etapas terminales puede encontrarse palpando un vacío entre las dos orillas resistentes. Es cuando la estría se vuelve rígida, blanda y deprimida. En su superficie no crece el pelo, ni hay secreciones sebáceas o de sudor, y tampoco se pigmenta con la exposición solar.

La detección prematura de las estrías permite la reversión del proceso. El hormigueo que producen en sus primeras fases pueden servir de señal, y se detectan fácilmente. Con un foco correcto de luz pueden verse fácilmente. Si es necesario, comprimir entre ambas manos la piel ayuda a detectarlas.

Por otro lado, se tiende a relacionar las estrías con el sexo femenino. Aunque ciertamente es el doble de frecuente entre las mujeres, los hombres no están exentos de esta afección. Ellos también deberían estar pendientes de sus signos de aparición para ponerle remedio.

Causas principales de la aparición de estrías

Aún quedan muchas preguntas por responder sobre las causas que provocan las estrías. Las más comunes son una ganancia brusca de peso o de masa muscular seguido de pérdida de peso. Por embarazo, sequedad de piel o por la normal pérdida de elasticidad de la piel debida a la edad son otros de los factores.

Claramente la distorsión por el estiramiento mecánico brusco de la piel es la principal, seguida por ciertos factores biológicos y genéticos.

Tipos de estrías

Se utiliza el origen de la estría para clasificarla en dos importantes grupos:

  • Estrías de distensión o trioque: producidas directamente por el extraordinario y repentino estiramiento de la piel. Son las que aparecen en embarazadas u obesos que han perdido peso drásticamente. Las que tienen los adolescentes con crecimiento muy rápido, en enfermedades como ascitis o síndrome nefrítico. También las surgen al comenzar un ejercicio intenso de musculación. En este último caso es muy habitual encontrar estrías en brazos, piernas o dorso.
  • Estrías purpúreas: mucho menos frecuentes, no se deben confundir con las primeras fases de la estría. El color rojizo en este caso es permanente. Propias del Síndrome de Cushing (por producción excesiva de cortisol) o del consumo prolongado de cortisol.

Las hormonas y los estrógenos

Parece además, que las hormonas suprarrenales, especialmente el cortisol e hidrocortisol no sólo tienen que ver con las estrías purpúreas, si no que aumentan la posibilidad de aparición de estrías de cualquier clase. Incluso se ha visto que aumenta la aparición de estrías por el abuso de cremas con corticoides, por lo que se recomienda consultar con el médico antes de usarlas.

El aumento de concentración de estrógenos durante el embarazo, pubertad, aumento de peso o por el uso de anticonceptivos orales también es negativo, por provocar retención del contenido hídrico y debilitamiento de las estructuras de sostén presentes en la piel.

Por último, la falta de hidratación de la piel es un punto clave. Tanto por el abuso de alimentos ricos en cafeína, de alcohol, poco uso de cremas hidratantes o bajo consumo de alimentos ricos en vitaminas A, C, D y Zinc.

Las estrías afectan a una gran parte de la población, y no deberían convertirse en motivo de complejo. Con ciertos cuidados de la piel se pueden prevenir,  y para quien las padece existen soluciones muy efectivas como el tratamiento regenerador para eliminar estrías con resultados sorprendentes.